sábado, 14 de junio de 2008

El calambre muscular


El calambre muscular es una contracción involuntaria, súbida, breve y dolorosa de un músculo o grupo muscular.
¿Cuáles son las causas de los calambres? Antes de responder a esta pregunta creo que deberíamos pensar en esta otra ..¿todos los calambres se producen en las mismas circunstancias?. No es lo mismo un calambre de un deportista profesional durante el final de un partido de 3h que el calambre de una persona que está plácidamente dormido y a mitad de noche se le “sube” el gemelo. Como siempre hay que reconocer el origen de la lesión antes de plantearnos el mecanismo de prevención.

Los calambres en personas sedentarias se pueden producir por problemas vasculares , por estar bajo tratamiento con medicamentos diuréticos o por padecer ciertas enfermedades.

En deportistas se puede producir el calambre durante la práctica deportiva o al finalizar la misma y está producida por deshidratación y pérdidas de sales por medio del sudor que hacen que tengamos alteraciones hidroelectrolíticas. En torno a la actividad física hay nuevas teorías como la del Dr. Martin Schewellnus que asegura que la fatiga es la única causa del calambre muscular y no la deshidratación. Yo en cambio entiendo que la deshidratación, el aumento de la temperatura, la acumulación de toxinas …como factores o mecanismos que nos llevan a la fatiga ( no en todas las actividades ). Seguro que a lo que hace referencia Schewellnus es a la sobrecarga a la que sometemos a los músculos durante ejercicios de larga duración ( será una mala traducción la que he leído estos días).

En definitiva los calambres se pueden producir, a saber :

- por alteraciones vasculares, deficiencias en el flujo sanguíneo o en el retorno venoso de la sangre, con la falta de aporte de O2 en el primer caso y con la acumulación de toxinas en el segundo. La forma en la que llegamos a estas situaciones puede ser desde una enfermedad, la utilización de calzado inadecuado hasta una mala postura en la que no dejamos pasar correctamente la sangre.

- por deshidratación y pérdida de sales minerales ( potasio, calcio , magnesio ) durante el ejercicio , con alteraciones en la contracción muscular. La pérdida de líquido puede ser mediante el sudor o por la ingesta de sustancias diuréticas.

- también se pueden dar los calambres por la irritación de un nervio, por ejemplo con una hernia discal afectando al músculo o músculos “conectados” a ese nervio. En un sentido similar se pueden dar por estrés , como ocurre en la zona cervical ( por el sistema nervioso )

- y por supuesto por esfuerzos musculares para los que no estamos preparados, como puede ser el intento de conseguir la forma lo antes posible en una persona sedentaria o que ha salido de una lesión, o en deportistas bien entrenados , como consecuencia de la dureza del partido , la temperatura ambiental , la superficie del terreno de juego…

¿Y cómo lo prevenimos?

Creo que sabiendo como se produce somos capaces de prevenir su aparición.

Si te ocurren habitualmente por la noche realiza unos estiramientos e hidrátate bien antes de acostarte. Si puedes deberías cenar con tiempo para no acostarte durante la digestión, ya que en ese caso hay una alto % de la sangre trabajando en este proceso.

Si eres deportista y vas a realizar un ejercicio de larga duración , deberías hidratarte durante las dos horas previas a la prueba y durante la misma. Lo mejor es tomar bebidas isotónicas porque ya sabes que no es sólo agua lo que pierdes con el sudor. Calienta bien y realiza estiramientos antes de empezar. Como último consejo, procura no hacer esfuerzos para los que no estas preparado( si es durante una competición no te queda más remedio que prepararte bien en los entrenamientos ).

Para terminar , si ya te ha ocurrido y estás en pleno calambre…acuérdate de esta entrada y haz lo siguiente : estira suavemente el músculo afectado y llévalo de nuevo a la posición neutra despacio para evitar que se vuelva a producir. Puedes ayudarte de calor en la zona para facilitar la relajación muscular. Reponer líquidos en este momento no te servirá de mucho.